PERIÓDICO IMPULSO

SÍNDROMES GERIÁTRICOS

Por: Dra. Adriana Orozco.

8/10 CAÍDAS:

Frecuente y evitable riesgo

El cuidador puede hacer mucho para evitar las caídas.

Las caídas son precipitaciones al suelo de maneras inesperadas, fuertes y no deseadas que, en muchas ocasiones provocan lesiones y en casi todas tienen consecuencias. Una de las consecuencias más frecuente y grave que causen las caídas es la factura de cadera que los lleven a hospitalización y a limitaciones de movilidad y muchas veces a ocasionarles la muerte. También existe otra consecuencia común, aun cuando no hay daños graves, que es el miedo a volverse a hacer pues los lleva a estar inmóviles, dependientes y temor a morir.

Como prevenir caídas:

  • Vigile que los lentes que usa su ancianito estén bien graduados. No permita que el anciano camine con lentes bifocales.
  • Respecto a su calzado, asegúrese que la suela del zapato sea bajita, antiderrapante y que las agujetas estén bien amarradas. De preferencia usar zapatos con cintas adherible y fáciles de colocar.
  • La ropa de uso diario debe ser cómoda, que no sea demasiado larga, ni pesada.
  • Protegerlos de las inclemencias del clima, como el frío o el calor extremo para que estén cómodos y no pierdan concentración cuando caminan.
  • Asegurarse de que no tengan riesgos como en el acomodo de muebles, tapetes (no recomendados), juguetes, ropa y cables tirados en el piso.
  • Las colchas o edredones, así como cortinas no deben llegar al suelo para evitar tropiezos.
  • El piso siempre debe de encontrase limpio y seco.
  • Evitar que tenga baja o mala iluminación.
  • Vigilar el uso adecuado de auxiliares de marcha como son sillas de ruedas y bastones.
  • Realizar ejercicios físicos para fortalecer la marcha como caminar diariamente con vigilancia, mover piernas acostado en la cama, hacer diferentes posturas.
  • Es muy importante que el adulto siempre se le supervise su alimentación y la toma de medicamentos.
  • Colocar pasamanos en las áreas donde transite en anciano como pasillos, recámara, baño, etc.

Nota: este tema continuará para la próxima edición. Como siempre, estoy a sus órdenes para cualquier comentario y sugerencia. Gracias.

No olvidar preguntarle al médico si las enfermedades que tiene el anciano y los medicamentos que está tomando pueden provocarle mareos, somnolencia y pérdida de equilibrio.

Para contacto, preguntas y sugerencias: [email protected]