PERIÓDICO IMPULSO

SÍNDROMES GERIÁTRICOS

Por: Dra. Adriana Orozco.

5/10 ESTREÑIMIENTO:

Otro problema corregible: El momento de la evacuación de ser realizado dentro de un ambiente cálido y lleno de amor.

Nuevamente aquí con ustedes, con el tema de Síndrome Geriátrico. Hoy les platicaré brevemente sobre la Prevención y Cuidado del Estreñimiento de nuestro adulto mayor. Como ustedes saben, el estreñimiento es un síntoma caracterizado por una disminución del número de evacuaciones y/o realizar mucho esfuerzo para expulsar las heces. Todo esto ocasiona dolores fuertes y sangrados. De no atenderse puede ocasionar grandes problemas de oclusión (bloqueo) intestinal que requiere hospitalización de urgencia para desimpactarlo (retirar las heces de manera manual) por personal médico.

COMO PODEMOS PREVENIR EL ESTREÑIMIENTO:

  • Anotar diariamente día, hora y las veces que el anciano va a evacuar.
  • Procure habituarlo a evacuar en horas determinadas; es recomendable después del desayuno o la cena.
  • Tenerle mucha paciencia con el tiempo de espera a que evacue, no apresurarlo por ningún motivo, pues esto genera ansiedad y se bloquea el deseo o estímulo neurológico para defecar.
  • Cuidar mucho su alimentación, siguiendo esta rica en fibra como verduras, frutas frescas (naranja en gajos, papaya, ciruela, tamarindo), trigo integral, salvado, arena.
  • Hacer ejercicio leve como caminar.
  • Tomar agua tibia repartida durante todo el día. La cantidad aproximada se calcula de una manera muy sencilla (cuando es posible): multiplicar el peso de su ancianito por 40. El resultado de la cantidad mínima de agua que debe ingerir. Por ejemplo: el ancianito pesa 50 kg lo multiplicamos por 40 y nos sale lo siguiente: 2.000 litros. Repartidos en el día. Debe ingerir lo poco a poco, d preferencia a traguitos. Si no puede deglutir con facilidad, puede usar popote- al final del día con cortes muy pequeños hechos con tijera.

Cuando debe avisar al médico: cuando esté distendido, no pueda canalizar gases, que tenga dolo abdominal, rasgos de sangre y deseo de vomitar.

No utilizar laxantes ni supositorios sin prescripción médica.

Para contacto, preguntas y sugerencias: [email protected]